Home / Columnas / Hipodromo Politico / CON EL ACCIDENTE DEL METRO, ¡ARRANCÓ LA ELECCIÓN DEL 24!

CON EL ACCIDENTE DEL METRO, ¡ARRANCÓ LA ELECCIÓN DEL 24!

Hipódromo Político

Por Carlos G. Cortés García

La responsabilidad en el accidente salpica a dos presidenciales de la 4T y tirios y troyanos se dan con todo.

La versión sobre el desafuero del ministro José Ramón Cossio Díaz: la última decisión es del Congreso de Tamaulipas.

Que el pantorrillero quiere ser gobernador de Tamaulipas: ja, ja y más ja.

La noche del 3 de mayo de 2021 será recordada siempre, por muchísimas cosas: por la negligencia criminal, por los pingues negocios que terminaron con la vida de por lo menos 24 usuarios del Sistema de Transporte Colectivo METRO, en la línea 12, la llamada DORADA, proyecto de infraestructura que nació estrellado desde el principio. La noche del 3 de mayo se registró, en la estación Los Olivos, en la Alcaldía Tláhuac, un terrible accidente, no incidente, como quisieron hacerlo pasar en la mañanera de este martes, tragedia que enlutó a por lo menos 24 familias por la pérdida de sus familiares, como saldo preliminar, y por 79 lesionados más, algunos sin identificar.

La Línea 12 del Metro, fue el escándalo de fin de sexenio del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubón, quien, a causa del mega escándalo, debió autoexiliarse en Francia de 2012 a 2018.

Fue esta obra de infraestructura, la Línea 12 del Metro, la Línea Dorada, la mayor obra pública del gobierno de Marcelo en la Ciudad de México, construida en más de cuatro años y a un costo de 26 mil millones de pesos. Y fue precisamente esa obra la que causó el divorcio político entre Marcelo Ebrard y su sucesor en el Gobierno de la Ciudad, Miguel Ángel Mancera Espinosa, hoy Senador de la República por el Partido de la Revolución Democrática, y adversario del régimen de la 4T.

El Gobierno de Mancera hizo públicas “deficiencias” constructivas en la línea y los errores en el desarrollo del proyecto, así como las irregularidades, que provocaron la suspensión en la operación de la mitad de la línea, y la afectación de más de 450 mil usuarios por día. En ese entonces, el director general del Sistema de Transporte Colectivo “Metro”, Joel Ortega Cuevas, anunció la suspensión del servicio en el tramo elevado de la Línea 12, hasta que no se realizaran los estudios, correcciones y mantenimiento necesarios para resguardar la seguridad de los usuarios.

Ebrard inauguró la Línea Dorada, el 30 de octubre de 2012. En esa ocasión, en su discurso, dijo: “Ha sido una enorme obra, hace muchos años que no hacemos una obra de este tamaño… una obra completa, terminada, con la tecnología más avanzada del mundo”. Y para 2015, el candidato del Partido de la Revolución Democrática a diputado federal por el distrito 27 en Tláhuac, Crescencio Morales Ávila, interpuso una denuncia penal en contra del ex jefe de gobierno del Distrito Federal, por las anomalías detectadas en la Línea 12 del Metro. Entre dichas presuntas anomalías constitutivas de delito, -dijo- están tráfico de influencias, abuso de autoridad, daño patrimonial y ambiental, y enriquecimiento ilícito.

Según Morales Ávila, entre las irregularidades están el aumento en el costo de construcción, que pasó de quince mil millones a veinticinco mil millones de pesos, la afectación a diversos ejidatarios de Tláhuac y que la edificación al inicio se planteó para ser subterránea, entre otras. Marcelo Ebrard, hoy titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, señaló este martes, al referirse a esta lamentable tragedia, que “quien actúa con integridad no debe temer a nada”.

“La obra fue entregada al Gobierno entrante -al de Mancera- en julio del 2013, tras una revisión de siete meses. El que nada debe nada teme, pero yo estoy sujeto a lo que determinen las autoridades sobre los peritajes”, declaró durante la mañanera de Andrés Manuel López Obrador. Recordemos que Marcelo Ebrard fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, de 2006 a 2012. Y la Línea 12 fue inaugurada por él en octubre del año 2012.

Pero más allá de lo que Usted quiera argumentar, este accidente fue la señal de arranque de la sucesión presidencial de 2024, porque fue el climax, por llamarlo de alguna manera, del polémico gobierno de Andrés Manuel López Obrador, llamado la Cuarta Transformación. El presidente no ha podido o no ha querido operar lo básico y su mayor logro ha sido dividir a los mexicanos en dos grupos: chairos y fifís; buenos y malos; conservadores o liberales; los que están con él y los que están contra él. Y en esa misma tesitura, están los gobernadores y servidores públicos del país.

Ahora, hay que ver, como habrá de responder el presidente en los próximos días, porque, por lo pronto, en las primeras horas y tras el grave accidente, el titular del ejecutivo federal ha cometido varios errores. Primero, se le olvidó ir a hacer acto de presencia al lugar de los hechos, para tenderle una mano a los familiares de las víctimas, y ofrecerles su apoyo incondicional. Segundo, López Obrador está actuando para cuidar a sus incondicionales, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y Marcelo Ebrard, Canciller de México. Con la Sheimbaun, el presidente busca sacarla de este serio problema, y junto a ella, a la directora del Metro, Florencia Serranía, quien desde hace meses no da una al frente del METRO, quien no ha dado pie con bola desde que llegó al encargo.

Para no ir muy lejos, el pasado nueve de enero de este 2021, a las 5:48 horas de la mañana, se registró un incendio, serio, muy serio, en las instalaciones de control del Metro de Ciudad de México, que dejó una persona fallecida y 29 personas más intoxicadas. El incendio se originó en el Puesto Central de Control, el cerebro del Sistema de Transporte Colectivo, situado en el centro de la ciudad, desde donde se coordinan las operaciones del Metro, que transporta diariamente a más de cinco millones de personas, a lo largo de 226 kilómetros de vías. A consecuencia del incendio, muchas de las líneas dejaron de dar servicio a los usuarios durante varios días. Asimismo, en marzo del año 2020, dos trenes del Metro chocaron en el interior de una estación, dejando una persona fallecida y 41 usuarios lesionados.

Y de ninguna manera se trata de echar culpas en este momento. Aunque ya hubo algún personaje, que lo intentó, como para congraciarse con su jefe, y me refiero al subsecretario de Energía, Sergio Saldaña Zorrilla, quien en su cuenta detwitter escribió: “No debe descartarse ninguna causa, incluyendo un posible sabotaje; en el video se ve un fuerte destello, como una detonación, lo que puede ser parte de las consecuencias, pero también causa del colapso de la estructura”, añadió este ignorante personaje en la publicación realizada momentos después de los hechos, la cual finalmente debió borrar ante la metida de pata dada por este funcionario de la 4T. Hágame Usted el re carambas favor.

¿Qué urge hoy? Las investigaciones y peritajes necesarios para deslindar responsabilidades y que haya castigos ejemplares. Y no que sigan los dobles lenguajes para que a los amigos y colaboradores del presidente les perdonen todo y a los adversarios les dejen caer “todo el peso de la Ley”. Ya no. Los mexicanos ya no queremos ese modus operandi.

Por lo pronto, el presidente López Obrador y su partido van a pagar los costos políticos de un gobierno plagado de deficiencias, van a pagar por las vidas de los fallecidos en el accidente y de los lesionados, a quienes, en lo emocional, el presidente de México, en lugar de tomar al toro por los cuernos y acudir con señales positivas a atender a los lesionados y a los familiares de las víctimas, tendiéndoles una mano, se enconchó en Palacio Nacional, como lo ha hecho desde el inicio de su gobierno, y se dedicó a hablar, hablar y hablar del tema.

Hoy, la Cuarta Transformación esta manchada de sangre, sangre originada en la corrupción y en la ineficiencia gubernamental, sangre que ha alcanzado a decenas de familias a quienes se les ha ofendido con el látigo del desprecio, y a quienes nadie les ha tendido una mano amiga, nadie los ha escuchado, nadie los ha apoyado. Faltan 32 días para la elección del próximo seis de junio. Y no hay tiempo suficiente para construir una nueva caja china que haga olvidar a una sociedad encabronada por el desprecio y la ineficiencia gubernamental, y los agravios de un gobierno lejano e insensible. Y habrá consecuencias, de eso ni duda debe caber.

Anoche arranco la sucesión presidencial de 2024. Y en ese escenario, los bonos del presidente, de su partido, de sus candidatos y del dirigente de su partido, inician bajo cero. ¿Les dará tiempo de remontar? El panorama se ve harto complicado, harto difícil y harto lejano. Me parece que si el presidente quiere terminar bien su gobierno, debe asumir que no es jefe de campaña sino presidente de México y debe obrar en consecuencia, buscando la forma de servir a sus conciudadanos y construyendo un mejor camino para México. Si no aprende e insiste en ser el locutor mañanero, su destino podría no pasar del 2022, con la revocación del mandato.

  1. 1. El presidente Andrés Manuel López Obrador decretó la tarde de este martes tres días de duelo nacional por el accidente ocurrido la noche del lunes 3 de mayo en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, por lo que ordenó izar a media asta la bandera nacional los días 4 y 6 de mayo. ¿Y la atención a los familiares de las víctimas? ¿Y los apoyos a quienes resultaron lesionados en el accidente? ¿Y la mano amiga? ¿Y las investigaciones y castigo a los culpables? El pueblo no está contento. El pueblo quiere resultados.
  2. 2. Esta mañana, en el Periódico El Universal, el ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío Díaz, escribió un extraordinario análisis del desafuero del Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

“Hace unos días, asistimos a una importante discusión constitucional compuesta por dos elementos. Uno, la decisión tomada por la Cámara de Diputados de retirarle al gobernador de Tamaulipas la inmunidad procesal por las acusaciones de la Fiscalía General de la República por la posible comisión de delitos federales. Otro, la decisión del Congreso local de mantener al Gobernador en su cargo con las prerrogativas inherentes. El entendimiento del asunto pasa por la interpretación de sus elementos normativos y no por nuestras preferencias políticas. Expongo las que a mi parecer la fundamentan”.

En el cuerpo del texto, el ministro Cossío Díaz señala que se dispone del artículo 111 constitucional para proceder penalmente por delitos federales contra los ejecutivos de las entidades federativas, y para ello se debe seguir el procedimiento establecido en este artículo con el fin de que la declaración de procedencia se comunique a las legislaturas estatales “para que en ejercicio de sus atribuciones procedan como corresponda”.

Y asegura que, mientras a los servidores públicos federales la determinación de la Cámara es final, para los locales prevalece una regla diferente, la cual se precisa en el segundo párrafo del artículo 28 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos “al disponerse que, en ejercicio de sus atribuciones, las legislaturas locales procederán como corresponda y, en su caso, pondrán al inculpado a disposición del ministerio público federal o del órgano jurisdiccional respectivo”.

Las legislaturas -locales- deben decidir con autonomía si ponen o no a disposición de las autoridades federales a los servidores públicos estatales. Esta solución resultó de la modificación hecha expresamente por la Cámara de Senadores en diciembre de 1982 a la iniciativa de reforma constitucional presentada por el presidente Miguel De la Madrid. En el dictamen respectivo se dijo que, por respeto al pacto federal, “la declaratoria de procedencia que emitiere la Cámara de Diputados, no removería el obstáculo procesal, sino dejaría a las legislaturas de los Estados la determinación correspondiente”.

Y el texto del ministro Cossío va más allá al señalar que “en el dictamen que las comisiones del propio Senado emitieron respecto de la ya citada Ley Federal de Responsabilidades, se precisó que la declaratoria de procedencia de la Cámara federal tenía “naturaleza meramente declarativa” y, por lo mismo, debía remitirse “al órgano legislativo de Tamaulipas para respetar pulcramente los principios del federalismo. Desde que se modificó la Constitución y la legislación reglamentaria no ha habido ningún cambio jurídico que lleve a modificar los sentidos normativos señalados”.

Y finaliza el texto: “La solución constitucional respecto a los servidores públicos locales acusados por la comisión de delitos federales garantiza varios principios. Por una parte, la posibilidad de procesarlos cuando concluyan con el ejercicio del cargo. También, que los órganos federales se pronuncien sobre las posibles violaciones a las normas penales de su orden jurídico. Finalmente, que el órgano legislativo local decida la continuidad en sus funciones de sus propios servidores públicos. Esto último, como manifestación a la manera en la que las entidades federativas concurren al pacto federal. Conforme a la Constitución, el titular del ejecutivo de Tamaulipas sigue en funciones y goza de la inmunidad procesal propia del cargo”.

Ello significa, pues, que la palabra del Congreso de Tamaulipas es la que tendrá validez final en este diferendo. El ministro Cossío Díaz tiene gran experiencia y capacidad de interpretación constitucional, y es un profesional del derecho y la jurisprudencia, reconocido a nivel mundial. Por ello, y sin querer asegurar que su palabra es Ley, la opinión del ministro Cossío es Ley y en el análisis de esta controversia, finalmente, la palabra del Congreso de Tamaulipas será la que dé la luz al final del camino.

  1. 3. Quien enserio tiene que darse una vuelta por el psicólogo, es el llamado “Perrito Pantorrillero”, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien hoy se presenta como una opción para ser tomado en cuenta como “Gobernador sustituto de Tamaulipas”. ¿Enserio? Quien se dice senador suplente de Ricardo Monreal, o sea nada, sueña y basado en esos sueños, no ha dejado de joder con Tamaulipas. Rojas Díaz Durán ni siquiera tamaulipeco es y menos vive en territorio del estado. No tiene la más mínima posibilidad de ser nada en Tamaulipas, porque en todo Tamaulipas nadie querría contratarlo ni como intendente, por lo problemático y conflictivo que resulta. Hay muchos en la Ciudad de México que no se olvidan de los pingues negocios que hizo cuando era Secretario de Turismo, en la administración de Marcelo Ebrard.

Y Rojas Díaz Durán ni transparente ni decente. Hay que ser “muy boludo” dijeran los argentinos, a actitudes tan pendencieras y fantasiosas como las que tiene este personaje que, sin querer hablar mal de él, el pobre no anda bien de la cabeza.

  1. 4. Lo esperamos mañana miércoles, a partir de las 8:00 de la mañana, en nuestro sitio en Facebook: https://www.facebook.com/DLRNoticiasMX, con la mejor información del noreste de México, Desde la Redacción, #PeriodismoProfesional #PeriodismoInteligente, porque nosotros si somos profesionales en las noticias.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.

Te Puede Interesar

¡TAMPICO, YA SE DEFINIÓ POR CHUCHO!: MASSIVE CALLER

Hipódromo Político Por Carlos G. Cortés García El debate electoral lo realiza todos los días …