Home / Columnas / Teclazos / “CON UN PALMO DE NARICES”, AMLO DEJÓ A DAMNIFICADOS.

“CON UN PALMO DE NARICES”, AMLO DEJÓ A DAMNIFICADOS.

AUNQUE oficialmente, no se dieron a conocer pormenores, sobre “la
suspensión de la visita” del Presidente AMLO a Reynosa, Tamaulipas,
contemplada para el día de mañana sábado, sí, se corrió la versión que, “por
no tenérsele nada preparado”, sobre la entrega de apoyos a las familias
damnificadas, “víctimas del Huracán Hanna”, el ejecutivo federal, determinó
cancelar su vista a esta frontera, cuya inesperada decisión, “ha generado un
clima de marcada decepción”, entre la gente que, obviamente, habría de
recibir los beneficios del Programa de Fondo de Desastres Naturales
(FONDEN), cuya cuestión es altamente lamentable, “por haber dejado con un
palmo de narices” a las familias afectadas por el fenómeno natural.
POR TAL motivo, Tamaulipas tendrá que esperar a que el Presidente López
Obrador, reconsidere venir a la zona de la frontera tamaulipeca, cuya
determinación, por cierto, no muy grata para la sociedad, ha generado acres
comentarios, los que al unísono, reflejan “dolo y mala fe”, del Ejecutivo,
hacia quien gobierna Tamaulipas y sí, hay algo de eso, (como se visualiza o
se percibe), entonces, lo sucedido (suspensión de la Visita) de AMLO, “más
huele a venganza política” que, a interés de servir a los tamaulipecos que,
también son mexicanos, como lo del sureste del país, a los que con mayor
frecuencia vista el mandatario mexicano.
INCLUSO, hay quienes aducen que, “esta sorpresiva suspensión”, es una
clara falta de respeto y atención a las familias afectadas por el fenómeno
natural (Hanna), detalle por el cual, el Presidente de la República Andrés
Manuel López Obrador, ha venido perdiendo bonos electorales, no solo aquí
en Tamaulipas, sino también en otras regiones mas del país, debido a que
Andrés Manuel, más que servir al pueblo, “dedica mucho de su tiempo a la
confrontación”, con aquellos gobernadores y demás políticos que,
evidentemente, “no comulgan con su forma de gobernar”.
LO MALO de la suspensión, sobre la vista de AMLO a Reynosa, es que esto,
ya ha enmarcado, una postura indigna del mandatario mexicano, hacia la
gente pobre, la que, “sigue sin recibir, lo que les hace falta en sus hogares”,
cuyos enseres domésticos, se vieron afectados por las inundaciones, de lo
que aquí, oportunamente, dimos amplia cuenta, pero vayamos más allá, para
subrayar que, lo realmente inadmisible e inaceptable es que, “el Ejecutivo
Federal, esté obrado con marcada indiferencia, hacia la gente de los
sectores vulnerables, porque estos, ansiosos, esperaban para mañana

sábado, la presencia del gobernante mexicano, pero éste, a las familias
humildes damnificadas, repito, decidió dejarlas “con un inmerecido palmo
de narices”, lo que es una ofensa y falta de respeto de AMLO hacia el
contexto ciudadano tamaulipeco.
Y ENTRE LOS GRAVE e irremediable, es que, ninguno de los colaboradores
del Gobierno Federal, ha informado que fue lo que realmente generó la
suspensión de la visita del Presidente a Reynosa. Y lo peor es que, “no se
tiene una nueva fecha”, para que López Obrador, defina venir a Tamaulipas
y, desgraciadamente, “al jefe el país” parce no importarle, atender a la voz de
ya, “a los damnificados del huracán Hanna”, cuyo referente, “ES LA
MUESTRA TANGIBLE DEL DESINTERÉS DE AMLO”, por servir a los
tamaulipecos que, repito, también son mexicanos.
EN ESTE escenario, creo debe prevalecer la cordura, el entendimiento y los
buenos deseos, para que, “en un marco de granítica unidad”, se obre por
servirle a las gentes afectadas por el huracán Hanna, pero esto, parece no
importarle a quien dirige los destinos del país, porque sencillamente, “si
hubiese voluntad” de su parte, mañana mismo, las familias damnificadas,
estarían recibiendo al Presidente y, naturalmente, recibiendo los beneficios
de su parte, pero por lo pronto “esto no sucederá” y quien sabe, para
cuando AMLO, reprograme su nueva visita a los tamaulipecos. Eso es lo
grave.
ESTA FATAL suspensión sobre la vista de AMLO a Reynosa, también deja
entrever que, “el Presidente no quiera enfrentarse” a los indignados e
inconformes agricultores a los que, también ha dejado a la deriva, como
tampoco atender a los empresarios, a los que, evidentemente, “no les ha
cumplido” el ofrecimiento de ayuda para la reactivación económica de los
comercio y empresas, pero tendrá que venir y, la gente lo estará esperando,
para que “López Obrador, cumpla las promesas” y no siga dejando que,
“sus promesas se las siga llevando el viento”.
PARA concluir, les diré que, “lo inconcebible e imperdonable” es que, quien
dirige el país, haya obrado con excesiva ligereza, dejando a la gente afectada
por el huracán Hanna, “en compás de espera”, eso, no se vale, porque la
esperanza de estas perjudicas familias, era la de recibir mañana sábado, los
beneficios del FONDEN, pero esto no se hará realidad y, quien sabe para
cuándo, el Presidente de la República Andrés Manuel, defina nuevamente,
venir a Reynosa, Tamaulipas y haga llegar los señalados beneficios. Pero
por lo pronto, “el presidente, López Obrador, ha dejado a la gente afectada
con un palmo de narices”, eso es lo más triste y lo meramente lamentable.
Por hoy es todo y hasta mañana.

 

 

Te Puede Interesar

EN MORENA-TAMAULIPAS, YA SE PUBLICITAN ASPIRANTES A GOBERNADOR…!

Por Guadalupe E. González   LOS INTERESES en política no esperan, porque obviamente “nadie quiere …