Home / Columnas / Hipodromo Politico / URGE REVISIÓN DEL PACTO FISCAL Y DEL PACTO FEDERAL

URGE REVISIÓN DEL PACTO FISCAL Y DEL PACTO FEDERAL

POR CARLOS G. CORTÉS GARCÍA

Gobierno Federal y Gobiernos de los Estados, deben con urgencia sentarse a la mesa de los acuerdos.

Tamaulipas le cumple a Nuevo Laredo: le entregan el primer hospital COVID-19 con la presencia del Gobernador y el Alcalde.

Cifras de Seguridad en Tamaulipas: nuevamente una buena noticia.

Horacio Duarte, nuevo titular de la Administración General de Aduanas.

Porfirio Muñoz Ledo, dura crítica para AMLO.

“Lord Sabelotodo” sacó el cobre.

En México, urge no sólo revisar el pacto fiscal, sino también revisar el pacto federal, porque el México de hoy es diferente al México de hace 10 años y más distinto al México de inicios de este siglo XXI y diametralmente opuesto al México de los años 70’s. Y así como el país cambia, cambia su sociedad y las reglas también deben de ajustarse a los tiempos que vivimos.

La última vez que se modificaron las fórmulas de repartición de impuestos federales, fue en 2007, cuando se determinó que año con año, esta se haría cada vez más de acuerdo a la población de cada estado, a sus necesidades, y cada vez menos de acuerdo su nivel de recaudación. La intención, era dar cada vez más recursos a quien más los necesitara y crear incentivos para que los estados incrementaran su recaudación de impuestos locales y que los gobiernos locales recibieran más recursos federales de los que se recaudan en sus estados.

Ante este escenario, es urgente revisar y construir un nuevo Pacto Fiscal acorde a la época, conformar un Sistema Nacional de Coordinación de las Haciendas Públicas- con su respectiva legislación-, redistribuir las potestades tributarias, terminar con la simulación del federalismo educativo, reconocer el papel de los congresos locales, eliminar la discrecionalidad en el gasto público y avanzar en la transparencia y rendición de cuentas.

Los gobernadores y los empresarios en los estados, ya no están conformes con el pacto fiscal vigente, por lo que consideran inaplazable su revisión, pues de otra forma se genera una realidad en la que las entidades que aportan más a la economía, como es el caso de Tamaulipas, tienen el derecho a exigir mayor participación en la distribución de los recursos. Es imponderable, a la brevedad, llegar a un acuerdo, más que romperlo, por el bien del país.

La crisis de las finanzas estatales y municipales, profundizada en los últimos años, muestra que el Pacto Fiscal se agotó, y hay preocupación en la sociedad por no contar con un mejor sistema tributario y de gasto. Los ingresos fiscales se distribuyen con inequidad: de la recaudación participable -que no es toda-, sólo llega a las entidades federativas el 17 % y poco más del 5 % a los municipios. En el reparto de potestades tributarias, vivimos un monumento al centralismo fiscal, con sólo el 2.4 % de facultades en los gobiernos locales, por lo que la mayor parte de los ingresos de estados y municipios provienen de las transferencias federales, condicionadas y no condicionadas. Y por ello el crecimiento de la deuda de las entidades federativas, no siempre es transparente.

Las Aportaciones de gasto federal condicionado a través de 8 fondos, destacando salud, educación, combate a la pobreza y seguridad, tienen reglas de operación restrictivas e insuficientes. Después de 6 años, desde 2009, ya no reciben los cerca de 25 mil millones de pesos de excedentes petroleros y a ello se suma el deterioro en términos reales de las participaciones, que en 2011 terminaron por debajo de sus niveles previos a la crisis.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, además del centralismo tributario, dependemos más que otros países de los ingresos petroleros, con una estructura fiscal fuertemente regresiva que se basa en los impuestos indirectos, lo que afectan más a la población de menores ingresos. Adicionalmente, las entidades padecen el impacto negativo del insuficiente gasto en educación básica a través del FAEB, así como el de los pari passus, o mezcla de recursos requeridos para tener acceso a programas federales.

En el caso de educación hay inexistente federalismo educativo, ya que las entidades sólo operan los servicios administrativos, con normatividad centralizada y recursos insuficientes.

Otro drama presupuestario es la mezcla de recursos, que condiciona programas federales incluso el de desastres naturales, a la aportación de un porcentaje de recursos estatales –generalmente 50-50- que las entidades federativas y municipios no pueden cubrir y hoy cubren con crédito, en los otros programas se pierden los recursos.

Por otro lado, las reformas a las fórmulas de reparto de 2008, hacen depender la distribución de participaciones de la población domiciliada y con ello se han dado dramas como el de Tabasco, que ha perdido más de 10 mil millones de pesos respecto a las fórmulas vigentes hasta 2007, aunque aún falta lo peor: sólo vamos a la mitad de la gradualidad. Igual le pasa a Nuevo León, Chiapas, Campeche, Tamaulipas, Ciudad de México y otras entidades. Hay una correlación casi perfecta de los nuevos porcentajes, con el poblacional.

Por ello, urge cambiar el sistema fiscal y hacendario de México, que de marco constitucional a un nuevo federalismo fiscal mexicano, buscando que en el corto plazo se incremente el porcentaje participable y se incluya toda la recaudación, no sólo una parte, así como iniciar una descentralización de las potestades tributarias, acreditar los impuestos cedulares y el Impuesto Sobre el Producto del Trabajo que retienen los gobiernos locales, y que debe ser participable, ya que es un acto de colaboración administrativa, destinando recursos suficientes a resolver de raíz el financiamiento de la educación básica, superar la pobreza que tanto lacera a nuestro país y, replantear el modelo federal mexicano.

En suma, debemos impulsar los cambios que nos permitan salir de la subordinación fiscal para construir un verdadero federalismo fiscal mexicano, democrático, transparente, que apoye a nuestra sociedad, sobre todo a las clases más vulnerables de México, sin que nadie abuse de los demás, derivado de su posición política. ¿El elemento esencial? Buena voluntad política, mucha voluntad política, honestidad y alcance de miras. Sin estos ingredientes va a estas difícil, muy difícil.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, acompañado por el presidente municipal Enrique Rivas Cuellar, entregó a Nuevo Laredo de la Clínica Móvil para paciente positivos con Covid-19, el cual recorrieron junto a la doctora Gloria Molina, secretaria de Salud en Tamaulipas.

Con esta unidad médica, instalada frente al área de urgencias del Hospital General, en la calle Lerdo de Tejada, se refuerza la infraestructura en Nuevo Laredo ante la contingencia del Covid-19. Cuenta con un túnel nebulizador sanitizante, un área de triage o de valoración, donde recibirán a los pacientes para determinar si deben ser hospitalizados y el área de 40 camas equipadas con tomas de oxígeno y respiradores. El centro hospitalario COVID-19, cuenta con nueve elementos de personal de salud, y para principios de mayo se espera la llegada de 10 médicos y 20 enfermeras.

El alcalde Rivas subrayó que esta unidad atenderá a las y los ciudadanos que resulten positivos, independientemente de si cuentan con algún tipo de seguridad social, agregando que esta clínica se quedará en la ciudad, aún después de haber pasado la pandemia y en su momento se determinará qué tipo de uso se le dará.

Rivas Cuellar agradeció al gobernador del Estado, Francisco García Cabeza de Vaca, su compromiso con Nuevo Laredo por poner en marcha una clínica de esta naturaleza, bien equipada y que ayudará a hacer frente a la pandemia. Con esta inauguración, se cumple el compromiso de ponerla en operación antes de que terminara el mes de abril.

Y una buena noticia para Tamaulipas. Nuevamente se ratifica que el modelo de seguridad pública implementado por la administración del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, mediante el desarrollo de una fuerza policiaca unificada y un marco jurídico homologado, ha conseguido en apenas cuatro años, abatir la incidencia de los principales delitos de alto impacto, con respecto a las difíciles condiciones con que García Cabeza de Vaca recibió la administración tamaulipeca apenas en octubre de 2016.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que al final del primer trimestre del 2020, la comparativa en la incidencia delictiva de Tamaulipas (4 mil 379) frente al mismo periodo del 2019 (4 mil 841), arrojó una disminución del 9.5 por ciento. Asimismo, por otra parte, y frente al mes de marzo de 2019, el total de delitos de alto impacto en la entidad durante el mes de marzo del 2020 se redujo en un 11.5 por ciento, destacándose a este respecto la disminución en los delitos de homicidio doloso, -24.60 por ciento; secuestro, -60 por ciento; robo a vehículo, -32.40 por ciento; robo a casa habitación, -42.80 por ciento; y robo a negocio, -19 por ciento.

Según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, publicada por el INEGI en abril del 2020, la ciudad de Nuevo Laredo avanzó en su percepción de inseguridad, pasando de un 80.4 en el mes de diciembre de 2019 a un 75.6 en el mes de marzo de 2020. Por su parte, la ciudad de Reynosa, luego de presentar dos reducciones estadísticamente significativas a lo largo del 2019 —pasando de un 88.2 en septiembre a un 81.6 en el mes de diciembre de 2019—, ubicó su percepción de inseguridad para este primer trimestre del año en un 82.6 por ciento.

Lo más destacado a este respecto, es que no sólo las ciudades de Reynosa y Nuevo Laredo han quedado fuera de las urbes con mayor percepción de inseguridad a nivel nacional, sino que de hecho se han alejado significativamente de ese grupo, el cual encabezan: Ecatepec de Morelos, en el Estado de México; Uruapan, en Michoacán; Coatzacoalcos, en Veracruz; Fresnillo, en Zacatecas; Iztapalapa, en la Ciudad de México; y Villahermosa, en Tabasco.

Y es que el impacto de las políticas públicas de Tamaulipas en materia de seguridad pública, hizo que durante el 2020 la entidad abandonara el “Top Ten” de los estados mexicanos con más homicidios, según el proyecto México Social, y que el desempeño de Tamaulipas recibiera el calificativo de “notable” por parte de la organización ciudadana “Semáforo Delictivo”, durante sus informes correspondientes al segundo trimestre y fines del año anterior.

De hecho, Tamaulipas aparece como el único estado con cero focos rojos dentro de 11 rubros del informe final del Semáforo Delictivo para el año 2019, incluidos los cinco delitos de alto impacto, manteniéndose para este primer trimestre del 2020 dentro del indicador “verde” del Semáforo de Alto Impacto de la misma organización, el cual supone un total de 0 a 1 focos rojos.

¿Falta por hacer? Claro. Me parece que la Seguridad Pública es una tarea que no tiene fin, que se construye todos los días y que hay que evaluar permanentemente. En eso estiba el éxito de esta administración, la de Francisco García Cabeza de Vaca, en que están construyendo una política pública profesional que hoy, en las calles de Tamaulipas, se evalúa permanentemente. Pero de que falta por hacer, eso que ni qué.

Al diputado Porfirio Muñoz Ledo, de MORENA, poco le interesó criticar al presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre su medida anunciada de que se pida a los altos funcionarios del Gobierno Federal renunciar al 25 por ciento de su salario y aguinaldo, con motivo de la contingencia sanitaria causada por el COVID-19. Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara recortes a los salarios de subdirectores para arriba, como parte del plan para enfrentar la crisis del COVID-19, la crítica se soltó así como las amenazas de trabajadores del Gobierno Federal quienes amenazaron con ampararse ante lo que califican como un abuso, una arbitrariedad y un acto de ilegalidad.

Sin referirse de manera directa a López Obrador, Muñoz Ledo señaló quienes solicitan la reducción de salarios son ignorantes y abusivos, porque la propia Secretaría del Trabajo federal le informó que nadie está obligado a hacerlo, por lo que dicha solicitud es ilegal y debe ser denunciada ante la autoridad.

Y como Muñoz Ledo no tiene pelos en la lengua, a pesar de su edad, pues ya se imaginará Usted, argumentó que, esta información la da a conocer, porque ha recibido muchas llamadas de funcionarios y empleados del gobierno preguntando si es obligatorio renunciar a un 25% de su salario y al aguinaldo, por lo que es importante aclarar que no tienen que hacerlo, si no es su voluntad.

No es la primera vez que Muñoz Ledo reprocha las medidas implementadas por el gobierno de la llamada Cuarta Transformación. Y recientemente anunció su posición en contra de otorgar facultades unipersonales al Ejecutivo al margen de la Constitución, tras la propuesta de AMLO para modificar presupuesto cuando se presenten emergencias.

Y aunque el coordinador de los diputados federales de MORENA, Mario Delgado Carrillo, anunció que habrá modificaciones a la iniciativa que se discutirá en la Cámara de Diputados. ¿Habrá vientos de autoritarismo? Esperamos que no y que la oposición saque la casta para que no permita que un poder omnímodo gobierno a México. Esa fue ya prueba superada y no nos lo merecemos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el nombramiento de Horacio Duarte como nuevo titular de la Administración General de Aduanas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y quien sustituye a Ricardo Ahued, quien regresa al Senado.

¿Será acaso que el nuevo funcionario logrará domar “al monstruo de 100 cabezas” de la 4T? A decir del propio López Obrador en las aduanas de México se han cometidos actos de “inmoralidad” y corrupción que, hasta el día de no han podido controlar. ¿Será que Horacio Duarte, quien se desempeñaba como subsecretario del Empleo en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, podrá domar a ese insensato dragón? Tarea titánica pero no imposible. Tiempo al tiempo.

Con que poca agua se ahoga “Lord Sabelotodo”, sobre todo cuando en lugar de la inteligencia y la madurez política echa la víscera por delante. ¿Y así quiere ser presidente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional? No. No es buena opción.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @MXCarlosCortes.

Te Puede Interesar

GOBERNADOR DE TAMAULIPAS NO PUEDE REAPARECER, PORQUE NUNCA SE HA IDO

Por Carlos G. Cortés García Si alguien ha estado al tanto de lo que ocurre …