Home / Estatal / X Concurso Nacional de Declamación,

X Concurso Nacional de Declamación,

Un paso más en la educación y concientización del pueblo pobre de México

Dulce Rocío Hernández

“… Yo, como tú… Creo que el mundo es bello, que la poesía es como el pan, de todos. Y que mis venas no terminan en mi si no en la sangre unánime de los que luchan por la vida, el amor, las cosas, el paisaje y el pan, la poesía de todos….” Roque Dalton García.

Partiendo de la idea de que los pueblos cultos son pueblos críticos, exigentes, que saben respetarse a sí mismos y saben exigir respeto a sus gobernantes para que cumplan el papel que les corresponde y den a la sociedad aquello que necesita y demanda, el Movimiento Antorchista se ha propuesto llevar cultura al pueblo mexicano para convertirlo en un pueblo crítico y demandante de una sociedad mejor; la cultura pues, lejos de convertirse en algo meramente decorativo, hay que inculcársela a las masas para conmoverlas y educarlas, devolviéndole lo que por derecho les corresponde y que les fue arrebatado, para que cobren conciencia de que un mundo mejor es posible y necesario.

Por eso, en nuestro quehacer cotidiano, a la par con la lucha por la solución de los problemas de falta de infraestructura social, impulsamos la práctica del deporte y de diversas disciplinas culturales como el baile, el canto, la poesía, la oratoria y el teatro.

A lo largo y ancho del país contamos con cientos de grupos formados por niños, jóvenes y adultos que vierten su energía, su sensibilidad, su creatividad en estas actividades, buscando siempre hacer de ellos mejores seres humanos, capaces de sentir en lo más hondo de su alma la injusticia, la pobreza, la inconformidad y lo más importante, la necesidad de ser ellos mismos los agentes de cambio de esa situación en la que viven.

Como foros para desplegar toda esta riqueza cultural, todo este arte, realizamos cada dos años las Espartaqueadas Culturales Nacionales en Tecomatlán, Puebla y cada año, los encuentros nacionales de poesía, canto y teatro; en este contexto, el próximo 26 de febrero, a partir de las 10 de la mañana, se llevará a cabo el X Concurso Nacional de Declamación, en el Auditorio Alberto López, ubicado en el Centro Cultural de Tamaulipas, evento en el que participarán declamadores de todo el Estado, donde se verterá sensibilidad y entusiasmo en esta tarea tan importante en la formación de todo ser humano.

La poesía, como todas las bellas artes, tiene que ser conocida, valorada y cultivada por el pueblo, de tal manera que todo aquel que la escriba, lea, declame o escuche, la goce y la sienta; leyendo poesía y oyendo declamar, el pueblo pobre se hará mejor cada día, con mayor voluntad y capaz de entregarse a las mejores causas que representan, hoy por hoy, los anhelos de la humanidad entera y por tanto, los anhelos de millones de mexicanos menesterosos, carentes de los satisfactores más elementales.

La poesía no es más que la palabra artísticamente combinada con otras palabras que provoca en el hombre los sentimientos más bellos, las emociones más hondas, los pensamientos más profundos y más elevados que, gracias al arte del poeta, provoca en nosotros esas reacciones sublimes que sólo la poesía logra causar en los hombres, el deseo de ponerse al servicio de las causas grandes de la humanidad.

Los antorchistas buscamos que el pueblo se haga más sensible, más consciente y se eduque, por eso practicamos la poesía como arma de cambio en el pensamiento y que hacer del hombre, que lo convierta en un ser humano, que aspire a vivir como tal, que no se preocupe solamente por el alimento material sino también por el alimento espiritual, de tal forma que termine con la explotación de que es objeto.

La enajenación del individuo, junto con la pobreza, la falta de empleo, de salud, de vivienda, la falta de educación y cultura, es la explotación más cruel a la que se somete el individuo, pues hace de éste un conformista, incapaz de imaginarse siquiera que existe una vida mejor para él y sus semejantes.

Por eso Antorcha hace cultura, baila, canta, hace teatro, practica la oratoria y declama; esta X Edición del Encuentro Nacional de Declamación, es una pequeña pero valiosísima muestra de que luchamos por un país más justo para los desposeídos, una Patria en la que, como rezan los versos del visionario poeta anónimo: “donde el hombre trabaje y viva sin llorar, donde el alma se expanda y vibre tiernamente, como el ave que canta, como el cielo y el mar”.

Por un mundo así luchamos y trabajamos los antorchistas, porque los pobres podemos educarnos y elevarnos por encima de nuestra pobreza espiritual y material para llegar a ser realmente grandes. Al pueblo pobre hay que despertarlo, hay que mostrarle nuevos horizontes, enseñarle que es posible una sociedad mejor y que por ella se debe luchar y entregar la vida si fuera necesario; este concurso nacional de declamación, pretende ser, un paso más en la educación y concientización del pueblo pobre de México.

Te Puede Interesar

JOACO ACUSA: Erasmo González y Olga Sosa; mienten y traicionan a Tamaulipas.

*Joaquín Hernández Correa legislador local del PAN dice claramente que hay una disminución de recursos …